¿Por qué Volvemos?

4 Dic 2015
Diego Ruiz del Árbol
Razones para un proyecto de retorno de talento

¿Se puede construir un país sin el talento de sus jóvenes profesionales? ¿Hay futuro para España sin las ganas, la ilusión y la fuerza de su juventud? ¿Podemos permitirnos prescindir de la experiencia de profesionales que han trabajado en diferentes países, dominan varios idiomas y conocen distintas culturas laborales? Nosotros decimos que no. Necesitamos recuperar ese talento para sacar el país adelante.

El considerable aumento de la emigración española en los últimos años, debido a la crisis económica y política que ha provocado la salida de miles de jóvenes del país, ha vuelto a poner en la agenda un tema que fue noticia en los años 60. En esta ocasión, los emigrantes son jóvenes muy cualificados (9 de cada 10 con carrera universitaria, según un estudio del Instituto Elcano), que hacen la maleta para no volver en, al menos, cinco años (un porcentaje importante no volverá nunca a España). Según ese mismo estudio, muchos de los titulados que abandona el país lo hace tras encontrar una oferta de trabajo en el extranjero donde valoran su formación, predisposición y motivación. Se van para mejorar sus perspectivas personales y laborales, por el descontento con el funcionamiento de las instituciones públicas y porque han perdido la esperanza en que su país les pueda ofrecer un futuro.

La salida de España de cientos de miles de jóvenes en busca de la oportunidad laboral que no encontraban en nuestro país es una de las expresiones más amargas de la crisis económica y los recortes educativos, laborales y sociales. Esta salida, además del sacrificio personal y familiar que supone, representa una descapitalización de talento que, si no resolvemos, perjudicará gravemente a nuestro futuro desarrollo social y económico. España no puede permitirse el lujo de perder el talento y la experiencia de sus jóvenes profesionales y necesitamos recuperarlos ya para sacar el país adelante.

Es el momento de empezar a hacerlo, por tres razones fundamentales:

  1. Hay indicadores de mejora de la economía, y la necesaria apuesta por un nuevo modelo económico, basado en la ciencia, la tecnología y la innovación, favorecerá la recuperación económica y social, estableciendo las bases para la vuelta del capital humano perdido en estos años.
  2. El clima político está cambiando y la frustración va dando paso a la esperanza.
  3. Un alto porcentaje de los jóvenes que se han tenido que ir estarían dispuestos volver, si se les da una oportunidad para ello. 

Es el momento de poner en marcha un ambicioso plan de retorno de talento a España. Para que pasemos del nos vamos o nos tenemos que ir al volvemos. Para que el país sea noticia por recuperar talento y no por perderlo. Para rentabilizar todo lo invertido durante años en la formación de varias generaciones de españoles.

Hay tres agentes fundamentales en este plan:

La administración
El Gobierno de España, los diferentes gobiernos autonómicos y sus sociedades de desarrollo regional deben trabajar conjuntamente en el retorno de talento al país. Aprobando medidas que lo faciliten, como programas de incentivos, ayudas o bonificaciones a empresas que contraten a emigrados, etc. Detectando los nichos de empleo que mejor se adecuan al perfil de los jóvenes emigrados. Y estableciendo programas de ayudas directas a los retornados, tanto para trabajar por cuenta ajena como para emprender un negocio. También es clave la implicación de embajadas y consulados, para difundir el plan de retorno en el exterior y colaborar en la captación de los jóvenes interesados en volver.

Las empresas
La implicación de las empresas es fundamental. Su interés es incorporar a su plantilla a profesionales bien formados, con experiencia internacional, manejo de los idiomas y metodologías de trabajo aprendidas en otras culturales laborales. Los jóvenes emigrados, como profesionales internacionales, aportan un plus a las empresas muy necesario en un mercado global como el que vivimos. La implicación de las empresas en el plan debe canalizarse también a través de sus programas de responsabilidad social corporativa.

Los profesionales
Muchos jóvenes profesionales quieren volver a casa, si encuentran una oportunidad para ello. Son la parte más importante del proyecto, ya que sin ellos no hay retorno de talento. Una completa y actualizada base de datos con los perfiles profesionales y personales de los jóvenes con interés en volver es una herramienta fundamental del plan de retorno. 

Si eres un joven expatriado y quieres volver, cuéntanos tu historia.

Comentarios

¿Se sabe cuántos jóvenes se han ido? Este sitio es importante porque demuestra a todos que el deseo de volver existe.

Tomando como fuente Eurostat, ajena a la guerra de cifras que se produce en España, se han ido entre 2009 y 2013 al extranjero unos 617.000 jóvenes españoles. Eso es sólo de cuatro años. 

Supongo que son datos sacados de listas oficiales, las cuales tienen muchas lagunas. Sin ir mas lejos, mis compañeros y yo en UK estamos todavía empadronados en España y no hemos dado noticia al consulado. A efectos de contabilidad, estamos en España.

Pienso que esas listas no son del todo, llevo un año y medio en Alemania después de dos años en Francia, en ningún momento he dicho nada al consulado, a efectos normales se supone que sigo en España, y como yo el 50% de los españoles que conozco y he conocido. Lo que si es cierto que pocos hablan de hacer su vida, todos tenemos la idea de volver tarde o temprano, pero no nos vemos de viejos y con hijos eso sí.

Efectivamente, lo mismo ocurre en Suiza. Solo se registra en el consulado aquel que ha decidido quedarse, y como media son 7 años de estancia en el pais. Tienes ya un par de niños que hablan el idioma de aquí, que tienen amigos de aquí, y tú comienzas a sentirte de aquí...

Tengo curiosidad de ver la cifra de usuarios registrados en esta web. De hecho, yo me he apuntado porque un amigo de España me la ha pasado a través de una noticial de El Mundo. Las cifras oficiales no reflejan la realidad, no votamos ni aquí ni allí pero nuestro DNI sigue poniendo residencia en España (quizá el único enlace que nos queda con España)

Ya lo ha dicho alguien, no hay motivación para ir al consulado. Si quiero ir tengo que coger vacaciones, y el sábado solo abre de 10:00h a 12:00h (Dos horazas!!) Sin contar que tengo hora y media de trayecto para llegar...

Felipe.

Si, existe el deseo de volver. Pero no para que las empresas nos maltraten, no para engordar las cuentas de ejecutivos corruptos, no para trabajar con absurdos horarios, por sueldos absurdos. No para formar parte de la incompetencia nacional, no para oir a los obreros a pie de calle decirles a los estudiantes "a estos les ponía yo a hacer zanjas". No para ser engullidos por la mediocridad intelectual, no para ser espectadores de la basura televisiva, no para ser testigos de los egoísmos y de las trifulcas entre las diferente provincias que llevan minando las energías de esa península desde hace siglos, no para enriquecer a unos pocos caciques analfabetos, no para acabar en una empresa en la que "competitividad" y "eficiencia" tienen más que ver con "salarios bajos" y "despidos baratos", no para ser parte de la cultura del escaqueo, de la rapiña y de la mala leche. Quieren arquitectos, ingenieros, investigadores, buenos profesores y líderes?. Páguenlos. Mímenlos. Motívenlos. Háganles saber que son apreciados, que su labor no cae en saco roto. Edúquense, lean y aprendan a abrirse. Dejen de mirarse el ombligo, no estamos en el siglo XVII, no podemos inflar pecho por nada que no sea comer bien y llegar a las finales en el fútbol. Vendremos a empujar de la carreta cuando todos se impliquen, los que se fueron hicieron su parte, se esforzaron como les dijeron que se esforzaran, estudiaron como se les exigió, aprobaron centenas de exámenes, derribaron muros, sacrificaron tiempo de estar con amigos y familia por puro sentido del deber. Ese es el sentido del deber que debieron haber demostrado los dirigentes su país, en vez de consagrarse al latrocionio y a calentar el puesto. Muchos de nosotros fantaseamos con darle la vuelta al país, con desarrollar investigación y proyectos que sitúen al país a la vanguardia mundial. Fantaseamos con vivir cerca de nuestras familias. Cómo puede ser que, pese a ser un país que reúne todas las condiciones para ser una potencia, condiciones que son la envidia de muchos países europeos, está mendigando dinero a sus vecinos?. Se que expongo generalidades, pero creo que expresan el sentir de muchos de los que estamos fuera. Gracias por leer.

¡Bien dicho, Marcos! No puedo estar más de acuerdo.
Todos tenemos nuestra parte de responsabilidad en cuanto a la lamentable (comparada con su potencial) situación del trabajo por cuenta ajena en España (salarios bajos, horarios ridículos, mala leche y puñaladas en la espalda entre compañeros, flexibilidad casi nula a la hora de elegir vacaciones, verdades a medias, carencia de visión de futuro o incluso planes a corto-medio plazo, desprecio por la formación continua, necesidad de "caerle bien" a todo el mundo desde el punto de vista íntimo o privado o estás acabado, recompensas a la mediocridad, etc etc); pero creo que es justo asignar a cada cual lo que le corresponde, y está claro que principalmente esta situación es una crisis de liderazgo. La gente en puestos de mayor responsabilidad, tanto públicos como en empresa privada, nunca han demostrado un interés general o nacional más allá del enriquecimiento propio (y si es con pelotazo, mejor); nunca han demostrado un verdadero compromiso con la ciencia, la tecnología y el desarrollo, que es lo que construye un país próspero antes que ninguna otra cosa. El dinero, la sociedad del bienestar y los derechos sociales son consequencia de la riqueza generada por el desarrollo científico-tecnológico, y no al revés como muchos se piensan. Sólo hay que estudiar la historia para verlo.
Saludos desde Suecia.

Imposible expresarlo mejor, Marcos. No cambiaría ni una coma.

Totalmente cierto!

me ha encantado tu comentario. yo vivo en Alemania desde hace 4 anos y cada vey que vengo a Espana me da pena escuchar a la gente y como la gente te desanima y solo dicen  burradas. yo no volvere a este pais. si que compare una casa en el mar pero vivr aqui el da dia es volver para atras. eso no lo quiero. me encanta la organizacion las cosas bien hechas y la gente que piensa antes de hablar.... en Espana eso no abunda.

me quedo en Alemania o en otro pais de al indole. Espana para comer tapas y ponerte al sol ,,,, y poco mas...

Yo escribo desde reino unido. Me gustaria volver... pero que posibilidad real hay? Ninguna... España es lo que es y la mentalidad dudo que cambie. Volver para trabajar mas horas, por menos dinero por mas responsabilidad, con menos reconocimiento y menos desarrollo personal, menos flexibilidad,responsabilidad. España es un pais que parq crecer tienes que ser hijo de o arrimarte a alguien. No ha cambiado en siglos... ahora tampoco solamente cambiaremos unos por otros que llevan el mismo collar y que buscan su enriquecimiento personal. Pena de pais... lo pudo ser todo y no sera nada. Yo de vacaciones volvere... pero de mi no se aprovechan mas

Aún recuerdo la mañana en la que nos despedimos de todos y nos fuimos. Uno de los días más tristes de mi vida. Irnos en un avión, sin trabajo, ni contrato. Con un puñado de euros para sobrevivir y apostarlo todo e intentarlo o a acabar de morir. Porque cuando tienes poco, poco puedes perder. Pero ese poco, para muchos lo es todo.
Que desesperado se puede llegar a ver una persona cuando tu familia malsobrevive y todos intentan cada día a encontrar algo más que vivir con 300 euros en negro. Desesperado de luchar contra el enchufe, el abuso, el desprecio y la ignorancia de la sociedad.
Tan desesperado que dices "o me voy de aquí o cuando se acaben los 4.000 euros que me han quedado tras 6 años trabajando y estudiando, me voy a pegar un tiro".
Y así, desde que bajamos del avión, tardamos seis meses en comenzar a ver la luz. En ese periodo pasamos todo. Hambre, frío y enfermedad. Y la gente se pensará que es una exageración, pero los agujeros de mis zapatos chorreando nieve derretida... eso existe, y le ha pasado a gente como tú. No soy un refugiado de guerra. Ni mis padres han vivido por encima de sus posibilidades. En mi casa han entrado a penas unos 1000 euros, con mi padre trabajando más de 10 horas al día, 6/7 días de la semana. Eso ha existido en España, antes de la crisis y ahora ya en vez de 1.000, te dan 700 si tienes suerte y no te despiden. Solo hemos sido una victima más de la España que nadie ha querido mirar.

Aún así, hoy, tres años y medio después, puedo decir que con nuestro humilde sueldo francés me he casado con la que era mi novia y vino conmigo, y ahora esperamos una niña maravillosa. También hemos ahorrado, cosa que hace 4 años nos parecía una quimera. Y también tenemos proyectos de futuro. Pero que nadie se lleve a engaño... no todo es Españoles por el mundo. Aquí vivimos en 30 metros cuadrado y pagamos 800 euros de alquiler y 1.000 euros entre hacienda y las taxas municipales, cuando ganas 1150 euros al mes, si no trabajais los dos, estás listo. Mi hija no va a ver ni a sus abuelos, ni a sus primos, ni a sus tios, más de 2 veces al año. Nos apretaremos el cinturón, porque no nos dan guardería para ella y yo no quiero meterla con 10 semana con ninguna niñera. Seguirmos lavando la ropa a mano, cuando la lavandería común no esté en funcionamiento, y seguiré yendo en bus y metro hasta que pueda permitirme tener un coche.

En definitiva... volver... ese ha sido siempre el objetivo. Desde que nos fuimos y la gente nos preguntaba... "vais a buscar trabajo, no?" mi respuesta a día de hoy no ha cambiado: "No. Voy a buscar un trabajo, ha ahorrar y a hacer todo lo que pueda por volver lo antes posible. Ese es mi objetivo cuando pille ese avión... ir allí para volver".

Lo llevo dentro cada día. Se echa muchísimo de menos.

Saludos a tod@s, mucho ánimo y mucha suerte. Os leo y os entiendo. La rabia es muy fuerte, pero la experiencia os ha hecho a tod@s muy grandes.

Hola, os escribo a todos...

En todos y cada uno de los comentarios que habeis hechoen este hilo no puedo estar más de acuerdo. Me ha encantado el de Marcos y el Dani, quizá porque yo también lavo a mano cuando la lavadora está ocupada... ;-)

Creo que todos tenéis razón; pero quizás por el país en el que yo vivo ahora, he aprendido a no perder la confianza ni las ganas de hacer cosas. Marcos, sabes que "ellos" no lo van a hacer y si alguien lo va hacer es "nosotros", somos capaces de darle la vuelta a todo, sabemos como hacerlo, y ahora, con la experiencia adquirida, sabemos como hacerle comprender al jefe que no vamos a trabajar horas extra si no están pagadas, y sabemos explicarle que el motivo de las horas extra es por su mala gestión, y también sabemos decirle qué tiene que hacer para mejorar esa mala gestión que ha hecho...

No hay ningún problema en que ese jefe no lo entienda y te despida, eres bueno/a , rápidamente encontrarás otro trabajo, y seguirás así hasta que haya un jefe bueno que te apoye, que escuche tus buenas ideas, y que te "deje hacer" como tu quieras porque quiere que la empresa progrese... No tiréis la toalla y seguid peleando! 

Sobre la situación en Espeña, espero que haya cambiado algo.. No me la imagino igual que cuando me fui...

Felipe.

Añadir nuevo comentario

Basic HTML

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.