Volver a Madrid tras cuatro años en Zürich

22 Jul 2016
Marcos Escudero
Tras su experiencia de retorno, Marcos Escudero describe los aspectos principales a tener en cuenta

Después de 4 años viviendo en Zúrich con un trabajo en ingeniería de turbinas de gas acabo de volver a Madrid, mi ciudad, habiendo encontrado otro trabajo como ingeniero en un puesto de mayor responsabilidad. He estado buscando trabajo durante más de seis meses y esta experiencia me ha hecho aprender ciertas cosas que creo que pueden ser de utilidad para otras personas que se encuentren en una situación similar y me gustaría compartir con vosotros.

Una vez tomada la decisión de volverme entré en un bucle en el cual cada vez tenía más ganas de hacerlo y cada vez me gustaba menos vivir en Suiza, pero hay que mantener la cabeza fría en ocasiones. En Suiza, Alemania y otros países las normas que rigen el mercado laboral y los contratos son diferentes y eso nos puede ocasionar ciertos problemas. Si te vuelves sin tener trabajo es más fácil pero luego te puede resultar más complicado encontrar algo una vez en España, lo que te puede llevar a aceptar un puesto que no se corresponde con lo que tus capacidades se merecen en cuanto a carrera y salario.

Preaviso

En algunos países, como Suiza o Alemania, es habitual tener que comunicar tu marcha con 3 meses de antelación a partir del siguiente mes completo (es decir que podrían ser casi 4 meses). En España, el periodo de preaviso es de 15 días naturales. Los tiempos son muy diferentes y por tanto las empresas actúan de manera diferente al publicar ofertas y contratar a nuevos empleados.

Si quieres volver a España con un trabajo, asúmelo: nadie te va a esperar 3 meses a que te incorpores. Esto solo podría suceder si tienes mucha experiencia o un conocimiento muy específico que es justo lo que tu nuevo empleador necesita y además es difícil de encontrar.

Sin embargo, como en cualquier contrato, los términos se pueden romper, asumiendo ciertas penalizaciones. Una de las cosas que más me ha sorprendido es que suizos y alemanes que llevan muchos años en Suiza me preguntaran sorprendidos “¿cómo has hecho lo de los tres meses?”. El desconocimiento de los derechos laborales es habitual en toda Europa pero es evidente que no te pueden atar a la silla.

Incumplir el preaviso tendrá dos consecuencias: una legal y otra de imagen.

En cuanto a la legal, recomiendo que cuando hayas tomado la determinación de volver a España investigues cómo funciona esto según la ley laboral de tu país o convenio. En Suiza, encontré en cinco minutos que la penalización por una baja voluntaria sin preaviso es de una cuarta parte de tu salario mensual: trabajar una semana gratis por volverme, algo totalmente asumible. Eso si la empresa quisiera denunciarme. Es cierto que podrían alegar daños y perjuicios pero lo veo altamente improbable y más sin tener un puesto de mucha responsabilidad.

Otra cuestión es la imagen, quedar bien con tu jefe. Es normal que haya tensiones cuando te quieres ir así que no deberías tomártelo tan a pecho pero es mejor quedar bien con tus actuales compañeros porque nunca se sabe lo que te puede deparar el futuro. Esto depende mucho de cada uno pero en mi opinión lo mejor es explicar las cosas. Mucha gente tiende a pensar que las normas de su país son iguales en todo el mundo (a algunos allí les recomendaría una temporada en el extranjero) así que es posible que les cueste al principio, pero al final es tu vida y si te quieres ir te acabarás yendo cuando sea necesario. Yo le dije a mi jefe que me quería volver a Madrid y estaba buscando trabajo y que me iba a ser imposible cumplir el preaviso. Esto es peligroso porque puede perjudicarte en tu actual trabajo ya que no sabes cuándo te irás. Me sorprendió que cuando presenté mi carta de dimisión no habían planificado nada sobre transferencia de tareas ni contratación de un sustituto pero bien es cierto que les hizo más fácil digerir que me iba a ir cuando lo necesitara.

Si vuelves desde uno de estos países ese año tendrás menos vacaciones. Yo acabé de trabajar un lunes (aunque es cierto que últimamente no estaba haciendo casi nada), me fui un martes en coche, llegué el miércoles y el lunes siguiente comencé mi nuevo trabajo.

Por último, quedan los contratos que hay que cancelar, el más importante de los cuales es el alquiler del piso. Asegúrate de que conoces las condiciones del contrato y qué puedes hacer (si será fácil encontrar a otra persona para que ocupe tu piso, por ejemplo). Otro tipo de cosas como servicios de recogida de muebles y limpieza profesional pueden ser problemáticos ya que ellos están acostumbrados a que la gente les avise con dos o tres meses de antelación y si lo haces con unas pocas semanas es posible que no te puedan atender.

Si no estás dispuesto a asumir las consecuencias de incumplir un preaviso de tres meses, incluida una merma de tus vacaciones este año, y aun así quieres volver a España mi consejo es que dimitas incluso sin tener trabajo para seguir buscando pero con un plan B (como hacer un máster). Puedes prescindir del plan B e incluso viajar por el mundo antes de volver, pero luego estarás en una posición mucho peor para encontrar un nuevo empleo.

Salarios

Al hacer una entrevista en España mientras trabajaba en Suiza siempre había dos preguntas incómodas: “¿cuánto ganas?” y “¿cuáles son tus expectativas salariales?”. Es evidente que no me vuelvo por dinero y que si consiguiera el mismo salario en España duplicaría mi poder adquisitivo (con el actual tipo de cambio franco suizo-euro), pero sigue siendo incómodo.

Entiende cómo está el mercado en España en tu sector. Puedes buscar por internet pero pregunta también a tus amigos de la universidad. Pregunta también qué tal se vive con el dinero que puedes aspirar a ganar. Es importante también el nivel impositivo (el IRPF es inferior al que hay en Alemania o Bélgica, por ejemplo). Si eres un ingeniero con 4 años de experiencia es casi imposible que te vayan a pagar 50000€ euros en España (a no ser que trabajes en banca de inversión, consultoría de alto nivel o en un trabajo donde tengas que viajar continuamente), pero tampoco te conformes con un sueldo de primer empleo porque alguien te diga que es imposible llegar a 30000€.

En cualquier caso, piensa que con 35000€ una persona joven y soltera en Madrid puede vivir bien e incluso permitirse buenos viajes fuera de Europa. En ciudades más pequeñas te hará falta menos. Piensa en la diferencia en el nivel de precios: en Suiza medio litro de cerveza vale 7€ en un bar, una cena mediocre comiendo un solo plato (nada de tapeo) más de 30€, un litro de aceite de oliva 6€, 1 kg de tomates sin sabor 4€ y un buen solomillo de ternera se acerca a 100€/kg…

Valoración y proyección

La reflexión sobre los salarios me lleva a la última cuestión que quiero comentar. Si eres una persona joven lo más importante no es tu salario ahora, sino tu proyección. En general en España se empieza con un salario muy bajo pero que sube más rápidamente (mientras que en otros lugares como Suiza empiezas en una posición mejor pero te estancas) y lo que es más importante: en España probablemente seas mucho mejor valorado.

Todo el mundo en España que ha visto mi CV, incluso los que no tenían nada que ofrecerme me han dicho que es muy bueno (ingeniería industrial UPM a curso por año, educación bilingüe en inglés y B2 de francés y alemán). En Suiza no les dice mucho.

Al menos en el mundo de la ingeniería, haber estudiado de una de las universidades de mayor prestigio se valora muchísimo en España. Si te sacaste ingeniería a curso por año en España saben que eres muy bueno, en muchos otros países lo normal es aprobar todos los exámenes y lo importante es tener una nota alta. Fuera eres un ingeniero más de una universidad que no les dice nada y si aprobaste todas las asignaturas a la primera y tienes una nota media de 6,5/10 les parecerá algo mediocre, ya que su sistema es diferente.

Tu experiencia en el extranjero se valorará más en España, aunque a mí me ha dado la sensación de que no tanto como yo pensaba.

En cuanto a los idiomas, en Suiza trabajaba en inglés en un ambiente internacional. Hay gente que no hablaba nada de alemán. Sin embargo, les era indiferente que tuvieras el Proficiency o el mínimo requerido para poder comunicarte en inglés macarrónico. En España eso se valora mucho más, aunque no sea tan necesario para el trabajo. Evidentemente si trabajas en Alemania puedes saber alemán muy bien pero no tanto como tus compañeros nativos. Tener un B2 en alemán en España será un gran valor añadido, así como cualquier otro idioma.

Comentarios

Gracias por tu aporte Marcos. Me parece muy interesante la idea que planteas sobre que en tu país estarás más valorado que en otros. Para aquellos que hemos tenido una experiencia en el extranjero es obvio, pero para aquellos que nunca han salido de su patria, quizá no tanto. 

En nuestro propio país, la red social y profesional es normalmente más amplia y tambien más diversa (por conocer gente en diferentes estratos de la sociedad, gente diferente entre si) y por lo tanto en circunstancias normales tiene más valor que la red que nos hayamos podido construir en nuestra etapa fuera de casa.

Hola Marcos, me viene de perlas tu entrada, vielen vielen Dank. Llevamos 6 años y medio en Suiza y empiezo a buscar ofertas de ingeniero para volver. Tengo el problema de los 3 meses de Kündigung y me ha alegrado ver lo que dices de que se puede volver antes pagando una semana de sueldo como penalización. Sin embargo tengo una pregunta, ¿qué pasa con el contrato? Quieres decir que mi empresa actual tendría que dar de baja mi contrato antes de los 3 meses, porque no es posible que me den de alta laboral en la nueva empresa si no he terminado el contrato con la otra no? Ojalá tenga suerte como tú y encuentre una empresa decente que valore mis conocimientos de idiomas y mi experiencia :)  Liebe Gruesse.

Añadir nuevo comentario

Basic HTML

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.