¿Por qué afrontar el reto demográfico desde la emigración y el retorno?

13 Oct 2020
Cristina Navas
Participamos en la Semana Europea de las Regiones y las Ciudades de la UE

Frenar la despoblación y fomentar el desarrollo económico de zonas escasamente pobladas es uno de los mayores retos a los que se enfrenta Europa, y especialmente nuestro país. 

Revertir la situación actual pasa por fomentar la repoblación, mejorar las infraestructuras y resolver los problemas a los que se enfrentan los habitantes de estas zonas y aquellos que desean instalarse en ellas. 

Este es el punto de partida del taller Cómo fomentar el desarrollo en zonas de Europa escasamente pobladas en el que hemos participado gracias a la invitación de la Secretaria General para el Reto Demográfico, dentro del marco de la Semana Europea de las Regiones y las Ciudades, organizada por la Comisión Europea.

En este taller, expertos en demografía de Suecia, Francia y España han abordado el reto demográfico con el objetivo de trazar líneas de actuación y poner en marcha programas concretos que hagan frente a este desafío. La representante de la administración española ha sido Elena Cebrián, Secretaria General para el Reto Demográfico. Tambien intervino Cristina Maestre, Diputada española en el Parlamento Europeo.

La vinculación entre retorno y repoblación

Fruto de nuestra experiencia en migración y retorno, hemos visto en estos años que muchos emigrantes españoles no desean volver para establecerse en grandes ciudades -como Madrid o Barcelona-, sino a zonas menos pobladas. En algunos casos se debe a su vinculación con el territorio -son originarios de estas zonas-, pero también hay personas que buscan un modelo de vida más sostenible, en un entorno natural y con un nivel de vida mayor.

La conexión del poblador con el territorio en el que desea establecerse, al igual que la del emigrante que retorna a casa, es fundamental para que la repoblación sea exitosa. Los emigrantes desconocen la estructura administrativa de su municipio o región, y no saben de qué manera puede ayudarles la administración pública a su vuelta. Del mismo modo, las personas que desean instalarse en zonas escasamente pobladas desconocen los servicios existentes en la zona y las iniciativas públicas y privadas puestas en marcha para fomentar la repoblación.

Por eso y como punto de partida, las zonas despobladas han de poner a disposición de los pobladores información relevante sobre el territorio y sus características, así como una serie de servicios necesarios para su establecimiento. También deben conocer el perfil de los pobladores y las barreras a las que se enfrentan para poder dar respuesta a sus necesidades.

Desde Volvemos, prestamos apoyo a estos emigrantes siendo uno de nuestros ejes de actuación a través de: 

  • La colaboración con Grupos de Acción Local y administraciones municipales y regionales.
  • La detección de recursos útiles para los emigrantes, ya sea para la búsqueda de empleo, para el desarrollo de proyectos de emprendimiento o su adaptación al territorio.
  • El fomento de la coordinación institucional a nivel municipal, regional y nacional.

Perfiles de nuevos pobladores

Por nuestra aproximación al problema de la despoblación hemos identificado tres perfiles de nuevos pobladores:

  • Personas que se establecen en zonas escasamente pobladas para emplearse por cuenta ajena (principalmente en sectores primario y secundario).
  • Personas que quieren emprender (poniendo en marcha proyectos que se beneficien de las características de los territorios -costes de establecimiento- pero también cuya intención es aportar su conocimiento y trabajo al territorio).
  • Personas que “huyen” de las ciudades aprovechando que sus empleos actuales permiten un grado alto de teletrabajo y que buscan en estas zonas una mejora de su calidad de vida.

Barreras para establecerse en áreas escasamente pobladas

Los principales problemas a los que se enfrentan estos tres perfiles y en general cualquier persona que desea establecerse en estas áreas son:

  • Vivienda: quien quiere vivir en una zona despoblada prefiere alquilar a comprar, pero en el mercado hay pocas viviendas disponibles para alquiler y, en general, el estado de las viviendas no es el adecuado, lo que reduce sus posibilidades de encontrar una vivienda.
  • Movilidad: las personas que se instalan en zonas escasamente pobladas son conscientes de las limitaciones de movilidad que existen y que el uso del coche particular se prioriza por encima de cualquier otro medio, pero, aún así, se necesita garantizar la movilidad. 
  • Salud: el temor a estar lejos de un hospital o de un centro de atención primaria es un freno para vivir en estas áreas, por ello hay que mostrar que la salud de las personas no está en riesgo por vivir en un pueblo. 

Recomendaciones para fomentar la repoblación

Para fomentar la repoblación de las zonas escasamente pobladas hay que priorizar la puesta en marcha de programas piloto que actúen sobre territorios y problemas concretos, lo que nos dará la posibilidad de evaluar sus resultados con métricas específicas y extrapolarlos a otras áreas en caso de que tengan éxito. Esta estrategia tiene un coste menor y una mayor eficiencia que la puesta en marcha de medidas globales no contrastadas. 

Para invertir en este tipo de programas se debe trabajar de la mano de los Grupos de Acción Local. En cada región de España existen Grupos de Acción Local activos que han estudiado la problemática de sus zonas durante años. Ellos conocen al detalle los territorios y llevan un valioso camino recorrido que es conveniente aprovechar.

A continuación mencionamos algunas iniciativas concretas para combatir los desafíos de las zonas escasamente pobladas:

  • Mejorar el acceso y velocidad de Internet en zonas escasamente pobladas. Tanto las personas que quieren establecer sus negocios como las personas que desean teletrabajar, no podrán hacerlo si el acceso a Internet no es el adecuado.
  • Plan de acceso a la vivienda en las zonas que se pretendan repoblar, actuando en diversos ejes: concienciar a propietarios que tengan sus casas vacías para ponerlas en el mercado, fomentar la rehabilitación de viviendas, dotar a las administraciones locales de acceso a suelo para que puedan construir vivienda pública.
  • Poner en marcha proyectos de movilidad como taxis compartidos para facilitar la movilidad cuando no sea posible el uso del vehículo particular.
  • Invertir en sistemas telemáticos de salud, como por ejemplo consultas por videollamada, para atención primaria.

En esta imagen tienes un resumen de lo que hemos tratado durante la exposición en el seminario:

Si quereis ver el seminario completo, podeis verlo aqui en streaming. Las intervenciones de Elena Cebrián, Secretaria General para el Reto Demográfico, Cristina Maestre, Diputada en el Parlamento Europeo y la nuestra se encuentran a partir del minuto 45.