¿Para qué sirve un Consulado?

10 Jul 2024
Cristina Navas
Te contamos por qué debes registrarte y qué trámites puedes hacer en un Consulado

"Llevo años fuera pero nunca me he registrado en el Consulado, ¿qué puede pasarme?" Esta es una de las consultas que recibimos casi a diario en Volvemos. Hay mucha confusión sobre qué hace un Consulado y una Embajada, qué trámites hay que hacer y la utilidad de los mismos. Por eso, en este artículo, vamos a resolver estas dudas.

Comencemos por aclarar la diferencia que hay entre Consulado y Embajada, porque no son lo mismo.

La Embajada representa al Estado de acreditación en el Estado de recepción (por ejemplo, la Embajada de España en París representa al Estado español ante el Estado francés). Entre sus funciones están mantener relaciones de colaboración y amistad con el Gobierno del país en el que está acreditado, promover las relaciones bilaterales entre ambos países, proteger los intereses de España y dar protección y asistencia a los españoles, de acuerdo con las leyes y la normativa vigente.

Por su parte el Consulado es la representación de la Administración Pública de un país en otro y su trabajo está orientado especialmente a la protección de los ciudadanos españoles en el exterior. Los Consulados siempre dependen de una Embajada, y hay Consulados en todos los países en los que España tiene presencia diplomática. En aquellos países en los que no hay Consulado, las funciones consulares se suelen llevan en otro país (por ejemplo, las funciones consulares de los españoles residentes Sri Lanka se llevan desde la Embajada en la India), o bien, dentro del marco de la Unión Europea, algunos países europeos pueden asumir la representación (a efecto de protección) de los nacionales de otros países europeos sin representación consular.

¿Qué puedes hacer en un Consulado?

  • Expedir y renovar pasaportes (o salvoconductos para viajar).
  • Renovar el carnet de conducir.
  • Tramitar la solicitud de: antecedentes penales, permisos de caza, certificados digitales o NIEs para extranjeros.
  • Presentar recursos o comunicarse con la Administración en España a través del Registro Público del Consulado. Por ejemplo, presentar un recurso a Hacienda.
  • Consentimiento de pasaportes y de viajes para menores.
  • Expedición de visados para turismo en España (o para estudiar).
  • En algunos Consulados, realizar el trámite de la conservación española para evitar su pérdida.
  • Inscribir nacimientos y defunciones. Inscribir o celebrar matrimonios (el Consulado es el Registro Civil de los españoles que residen en la demarcación consular).
  • Informar y asesorar en casos de emergencias como casos de violencia de género.
  • Poderes notariales.

¿Qué NO hace un Consulado?

  • Asumir gastos de hospitalización, abogados, repatriación u otros.
  • Prestar dinero, pagar pasajes o traslados, reservar hoteles, cancelar infracciones.
  • Intervenir ante las decisiones del país que visitas, por ejemplo, si prohíben tu ingreso. Tampoco pueden regularizar tu situación en el país en el que resides.
  • Renovar o expedir el DNI.
  • Realizar funciones de agencia de viajes.
  • Buscarte un trabajo en el extranjero.
  • En caso de detención u hospitalización, garantizarte un tratamiento mejor que el otorgado a los nacionales del país.

¿Por qué es importante registrarse en el Consulado?

Todos los ciudadanos españoles que residen fuera de España tienen la obligación de darse de alta en el Registro de Matrícula Consular del Consulado de España de su lugar de residencia. Y solo las personas registradas pueden solicitar los servicios del Consulado (por ejemplo: renovación de pasaporte o participación en elecciones o en órganos de representación de españoles en el extranjero, como el CRE).

Aquí tienes algunos ejemplos prácticos de la necesidad de estar inscrito:

  • Cuando has residido en el exterior durante más de un año y quieres regresar a España, puedes introducir los enseres de la mudanza sin pagar impuestos presentando un certificado de baja consular. Ese certificado solo lo puedes solicitar si has estado de alta.
  • No participación mesa electoral. Con los numerosos procesos electorales que han tenido lugar en España (elecciones al Parlamento Europeo, elecciones autonómicas, etcétera.) muchos españoles han sido convocados para participar en mesas electorales. Si resides fuera de España solo puedes excusarte de participar en la mesa electoral con un certificado de residencia en el exterior.
  • Pago de impuestos. Si resides en el exterior y no estás dado de alta en el Consulado, la Hacienda española puede exigirte el pago de impuestos.

Entonces, ¿por qué los emigrantes no se registran en el Consulado?

A pesar de las ventajas de estar inscrito, como señalamos al inicio del artículo, muchos emigrantes nunca se registran en el Consulado. Existen muchas razones por las que no lo hacen, pero destacan sobre todas ellas dos: la dificultad para hacerlo y la supuesta pérdida de asistencia sanitaria en España.

El trámite para darse de alta en el Registro de Matrícula consular es presencial. Muchos españoles residen a muchos kilómetros del Consulado y postergan este trámite por pereza o falta de tiempo, y solo lo realizan cuando lo necesitan. Desde los Consulados nos indican que se han encontrado con situaciones de españoles que han acudido a solicitar la renovación urgente del pasaporte y que al no estar inscritos han tenido que esperar y perder el viaje.

Hay también muchos españoles que no quieren darse de alta para no perder “la Sanidad”. Sin embargo, si resides en el exterior y viajas a España, puedes solicitar la tarjeta temporal de la Seguridad Social cuando vayas de vacaciones con un simple trámite ante la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de la Embajada que te corresponda por residencia. Y cuando vuelvas a España, podrás hacer el trámite oportuno para recuperar tu asistencia sanitaria.

¿Cómo puede ayudarme el Consulado ante una situación de emergencia?

Tenemos en la memoria la emergencia sanitaria del COVID o, más recientemente, conflictos bélicos en diferentes países del Mundo. Pues bien, el Consulado también puede ayudar en estos casos. Hay que aclarar que hay muchos tipos de emergencia y que dependerá de cada caso pero, por ejemplo, en casos de repatriación, el Consulado puede ayudar asumiendo el coste del billete y/o emitiendo un salvoconducto. También, por ejemplo, en casos de accidente grave, el Consulado se pone en contacto con las familias y con el hospital o la evaluacuación en casos de conflicto bélico.

Esperamos que este artículo haya resuelto tus dudas sobre los Consulados y por qué debes registrarte durante tu estancia en el extranjero. Si tienes más dudas sobre trámites administrativos relativos a tu estancia en el extranjero y tu retorno a España puedes solicitar nuestro servicio de resolución de consultas administrativas rellenando el siguiente formulario.

¿Tienes dudas administrativas relacionadas con tu vuelta a España? Resuélvelas con nuestro equipo de asesores/as

El servicio de asesoramiento administrativo se presta a través de videollamada de una hora de duración, en la que un/a asesor/a te ayudará a resolver las dudas relacionadas con tu emigración y retorno (fiscalidad, Seguridad Social, mudanzas, sanidad, etc.). El coste de esta llamada es de 78,65 euros (65 euros + IVA). Completa este formulario con el máximo de detalle posible y al hacerlo te dirigiremos a la página de pago del servicio. Tras realizar el pago, podrás agendar tu sesión en nuestro calendario.

¿Aún tienes dudas sobre el servicio? Plantéanos tus dudas por WHATSAPP (+34613030818). Te responderemos en horario de oficina.

Escribe uno por línea. Nos es útil si nos especificas cuantos años has vivido en cada uno.
Plazo y lugar de retorno
Es importante que nos proporciones la información lo más detalladamente posible. Cuanto más detallada sea la información que nos proporciones, mejor podremos responderte